Entorno y Viñedos

La bodega y viñedos se encuentran en un enclave único bajo la Sierra de Cantabria. Esta cadena montañosa es una barrera natural que retiene los vientos húmedos y fríos procedentes del cantábrico dejando pasar la humedad justa para el buen desarrollo de la vid.

Por otra parte nos encontramos en una zona bajo la influencia del clima mediterráneo que aporta sol y el calor necesario para la planta.

Los viñedos se encuentran sobre suelos de composición arcilloso-calcárea y orientada la mayor parte de ellos de Norte a Sur con una pendiente marcada desde la Sierra de Cantabria hacia el río Ebro.

Estas características generan las condiciones óptimas de exposición y humedad para el crecimiento de la vid y la maduración de la uva.

57 hectáreas de viñedo, con una edad media de 48 años, son la mejor garantía de la bodega. El trabajo en campo toma especial atención ya que es ahí donde nace el vino. El control de los rendimientos por hectárea y el respeto medioambiental son claves en la calidad de nuestros vinos.