Elaboración

Las nuevas instalaciones permiten combinar las técnicas tradicionales con los últimos avances tecnológicos. Los 29 depósitos de acero inoxidable de capacidades comprendidas entre 5.000 y 20.000 litros son de geometría semi-troncocónica y disponen de camisas de refrigeración para control de temperaturas. Así mismo disponen de sistemas de remontados automáticos para controlar en todo momento el proceso de vinificación y extraer así las propiedades de la uva.

Crianza

La crianza de los vinos se realiza en una nave subterránea que se encuentra a 6 metros bajo tierra. Esta circunstancia, unida a la altitud en la que se encuentra la bodega (690m), hace que los vinos se críen de forma natural en una temperatura media anual de 13º, favoreciendo así la preservación del carácter frutal del vino.

Un total de 850 barricas de roble americano y francés completan la nave de crianza, empleándose barricas de 225 litros y toneles de 500 l. Un 35% aproximado de las barricas son nuevas mientras que el restante 65% nunca supera los 3 años de edad.

La crianza de los vinos se completa con un afinamiento en botella en condiciones naturales óptimas de temperatura y humedad.